home    

DO RE MI FA SHAMS. Rock para romper tabúes

Por Aníbal Jaisért y Lara Gómez






329
      Enregistrer au format PDF   
 

The Kordz es un grupo de música libanés que ha alcanzado el éxito tras muchos años sobre los escenarios. Esta compuesto por varios estudiantes de la Universidad Americana de Beirut y surgió a raíz de la guerra civil de Líbano. Su perseverancia y capacidad para sortear los obstáculos que han ido surgiendo lo han llevado a ser una de las bandas de rock más aclamadas de su país.

Líbano tiene poca tradición rockera y además, en la región, ser músico no es considerado algo relevante sino más bien un entretenimiento. Todo esto unido a que The Kordz trata temas políticos y sociales en sus canciones ha supuesto que alcanzar la fama no les haya resultado fácil. Asimismo, algunos predicadores y líderes políticos los han puesto en el punto de mira y la policía controla todos sus conciertos. A pesar de ello se esfuerzan constantemente por trasladar al rock la experiencia adquirida en una zona difícil y a menudo cruel, que respira un poco de tranquilidad entre guerra y guerra.

Las revueltas árabes han permitido que la gente esté más receptiva a escuchar nuevos cantantes y tendencias, y ha derivado también en una mayor capacidad crítica. En este contexto han grabado su primer álbum, Beauty & the East, en el que combinan estilos opuestos en un intento por reflejar al grupo, cuyos componentes tienen distintas creencias y formas de pensar. El trabajo es, por tanto, el resultado de las experiencias musicales, cotidianas y espirituales de lo miembros de la banda, una mezcla de distintas influencias, que además transmite un claro mensaje de cambio social. Abordan temas universales, los derechos humanos, el amor o la guerra, ya que, como el vocalista Moe Hamzih afirma: «No se trata solo de un grupo de música en un país, no se trata solo de nosotros como parte del mundo árabe; pretendemos que la gente de cualquier lugar sienta lo que nosotros sentimos».

El videoclip promocional del álbum lo grabaron en un hotel abandonado cerca de la frontera siria, con la ayuda del reconocido productor y director Neville Mehchi. Eligieron este lugar porque fue el escenario de cruentos combates durante la guerra y según Moe «la historia del conflicto puede verse allí»

No solo sus letras merecen atención, sino también su música; combinan rock alternativo y metal, con influencias del funky groove e instrumentos, ritmos y melodías árabes. Gracias al buen resultado de esta fusión se han ganado a los críticos internacionales, el autor de Heavy Metal Islam —Mark Le Vine— los describe así: «Sin ninguna duda, la mejor banda de rock de Marruecos a Pakistán, y posiblemente de cualquier otro lugar. Su nuevo disco será recordado como la vanguardia de la revolución del rock». Quizá se trata de un halago demasiado exagerado, aun así nos encontramos ante un álbum de gran calidad que servirá a los seguidores del rock alternativo moderno y la música tradicional árabe para encontrar algo único.

 


Fuente: Aish




logo FETE-UGT
logo UGT
logo Fondo Europeo para la Integracion
logo
©