home











Andrei

Adam Russell & DaVia Walker






 

Andrei nació en Rumanía y emigró con su familia cuando tenía 17 años. Hubo muchas dificultades en la transición a España. En primer lugar, su padre tomó la decisión en poco tiempo. En un mes, la familia tenía planes de mudarse fuera del país. Su padre llegó a Madrid antes que el resto de la familia para buscar trabajo. Aproximadamente, seis meses después, su madre llegó a España. Ninguno de sus padres hablaba español lo que les impedía acceder a muchas oportunidades en el mercado del trabajo. Por eso, ellos trabajan en puestos típicos de extranjeros: construcción y cuidado infantil.

Desde la base que han creado sus padres aquí en Madrid, Andrei ha trabajado mucho para prepararse para su futuro. Esta fue una decisión que tomó él cuando llegó a España, porque había sacado buenas notas en su instituto en Rumanía y querría continuar con su formación. Aunque dice que no fue muy difícil adaptarse finalmente a Madrid, reconoce que el idioma y el bachiller eran desafíos, especialmente al principio. Cuando llegó, empezó el bachiller y tuvo que aprender el idioma “sobre la marcha” en sus clases. Tuvo que repetir curso para mejorar su español, pero ahora habla como un madrileño nativo. Después del bachiller entró Andrei en la Universidad de Complutense de Madrid, en el campus de Somosaguas. Escogió empresariales porque tiene muchas salidas y le gustaría trabajar en una empresa. Andrei es muy práctico en relación con sus estudios. Sabe que si quiere llegar a un futuro mejor y encontrar trabajo especializado- especialmente en la crisis- tendrá que aprovechar todas sus oportunidades. Este enfoque también es evidente con respecto a sus clases, y sabe que ciertas asignaturas “le van a ayudar mucho” en el trabajo.

En sus clases en la Complutense, no es el único estudiante extranjero. Dice que hay una gran variedad entre sus compañeros de clase, que incluye estudiantes de China, Francia, Corea, Letonia, y otros países. Por las tardes, Andrei va a una academia para mejorar su vocabulario y técnicas de empresariales. Dice que no tiene mucho tiempo extra para actividades extracurriculares porque siempre va directamente de las clases para a la academia.

Andrei se identifica con ambos España y Rumania. Creo que su experiencia es la mejor que podría tener como inmigrante sin saber el idioma antes de llegar a España. Aunque no hace muchas actividades extracurriculares porque todavía tiene clases de español, él conoce a mucha gente y disfruta de su tiempo en España. Como él tiene el objetivo de conseguir una buena formación, sus oportunidades en España crecerán mucho. Parece que su situación es distinta de la de otros, pero espero que la mayoría trate de obtener titulación para, a la larga, mejorar su estatus social.





Un proyecto de: Financiado por: Colabora:
logo FETE-UGT logo UGT logo Fondo Europeo para la Integracion logo logo IFIE
©2009 - 2012

.... Webstats4U