home    

Las adivinanzas quechuas

Por Jesús Raymundo






125818
      Enregistrer au format PDF   
 

Los watuchis en los pueblos andinos. Son una forma de entretenimiento colectivo y de representación del imaginario cultural de los quechuahablantes. Los watuchis permiten, además, desarrollar la creatividad y el ingenio mediante el uso de metáforas sutiles, irónicas e incluso grotescas. Son tesoros auténticos de la creación popular.

Al atardecer o en las noches, la creatividad e imaginación de los campesinos permiten encontrar respuestas correctas a diversos enigmas. Sentados, formando círculo -si son varios-, o frente a frente -si son dos-, participan de una competencia intelectual mediante los watuchis, o adivinanzas quechuas.

El retador suele enunciar acertijos muy difíciles y raros. Si el interlocutor no soluciona el enigma, puede solicitar minutos adicionales y recibir ayuda asociativa, o pistas, para encontrar la palabra clave. Si finalmente no adivina, es sometido a burlas llenas de ingenio, pero sin ofensas ni groserías. Solo después conocerá la respuesta.

Por lo general, la persona de mayor edad (abuelo o abuela) es quien inicia el juego en el que también participan jóvenes y niños. Pero durante los descansos en faenas agrícolas, e incluso en los velorios, intervienen mayoritariamente adultos. En todos los casos, el nivel de complejidad se incrementa a medida que los acertijos se suceden. Por eso, solo quien acierta puede formular una nueva adivinanza al rival.

"El watuchi propicia la agilidad mental y desarrolla el razonamiento. Plantea ideas relacionadas con la tradición oral. El término viene de la raíz watay, que significa ’atar’ y ’amarrar’. Metafóricamente, atar se refiere a un proceso de razonamiento verbal. Se atan datos determinados para encontrar una solución", sostiene el doctor Manuel Larrú, especialista de Literatura quechua de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

ADIVINA, ADIVINADOR

Los enunciados de un watuchi son concretos. Las preguntas y las respuestas siempre se refieren a temas cotidianos. El watuchi se caracteriza por su forma versal: nunca se enuncia en prosa. Además, posee ritmo y, eventualmente, terminaciones fónicas que permiten su mejor recuerdo.

Es una fórmula que nace de un enunciado. En los pueblos sureños del país, por ejemplo, la ronda de preguntas se inicia expresando: imalla haycallasá (literalmente, ¿qué será? ¿Cuánto será?, o ’adivina, adivinador’). También se suele expresar: imallanchiq aycallanqchiq (¿Qué es? ¿Cómo será?), así como imallayqui, jaycallaqui (¿Qué es lo que es?). El participante responde asá, sa o azar, que significan "acepto", "voy a adivinar" o "será lo que voy a responder". Luego, se manifiesta el texto.

La doctora Rosario Panez, coautora de la obra Cultura recreacional andina, señala que el watuchi es un juego que favorece la competencia intelectual y, al mismo tiempo, permite explorar la realidad de los participantes mediante la analogía, la memoria y el ingenio En el caso de los niños, estimula además su desarrollo intelectual y reafirma su autoestima.

De acuerdo a los estudios realizados por Panez & Silva Consultores en las comunidades campesinas ayacuchanas, el carácter funcional de las adivinanzas en quechua favorece el desarrollo del niño andino rural. Este juego promueve un aprendizaje espontáneo y activo que permite recrear la realidad de los niños en un esquema lúdico.

El doctor Manuel Larrú agrega que es un entretenimiento mucho más serio de lo que aparenta ser a primera vista, porque incluye responsabilidades y castigos metafóricos. "A través del juego de palabras, los adultos enseñan a niños y jóvenes en términos de competencia entre ellos. Lo lúdico supone sanciones y vergüenza a quien no puede codificar y encontrar el resultado sorpresivo. Dentro de una dimensión comunitaria de la realidad, el watuchi ayuda al que tiene pocas luces".

DE LA IMAGINACIÓN A LA REALIDAD

De la gran cantidad de adivinanzas andinas, que evidencia la creatividad del hombre y su capacidad para observar su mundo, destacan las adivinanzas vinculadas al entorno natural: animales, vegetales y fenómenos de la naturaleza. Figuran también aquellos relacionados con los utensilios rurales, aspectos íntimos del hombre y su sexualidad, y con los alimentos (ver recuadro).

El estudio que la doctora Rosario Panez realizó sobre los contenidos de los watuchi concluye que las imágenes revelan gran creatividad y sentido estético del hombre andino. "En muchos casos son imágenes creativas de gran belleza o descripciones ingeniosas de aspectos funcionales o de procesos del objeto de exploración, a través de las cuales plasman contenidos importantes de su imaginario".

Añade que el ser andino es sensible al color, al movimiento y al sonido, los que suelen estimularlos para crear metáforas en los acertijos. Así, los diferentes aspectos de lo cotidiano son animados y humanizados en las adivinanzas en quechua.

El doctor Manuel Larrú afirma que cuando los quechuahablantes innovan sus watuchis se preocupan en reelaborar los enunciados sobre la realidad existente. "Permanentemente incorporan una serie de nuevos elementos que ingresan en esta interrelación entre la comunidad y lo de afuera. Antes influía el arriero, pero ahora es el camionero, la radio y la televisión. Existe una especie de integración y, al mismo tiempo, el mantenimiento de una identidad".

Señala que los gustos temáticos de las adivinanzas en quechua varían de acuerdo a las edades. Por ejemplo, caspi caspi satin, liwi liwi lluqsin (entra muy duro y sale muy flácido), cuya respuesta es el fideo, no sería adecuado para un menor por su sentido erótico, aunque se relacione con el razonamiento y el juego.

Igualmente, existen watuchis que evidencian papeles femeninos y masculinos, como: piña piña turucha tripata alsachkan (un torito muy agresivo está llevando su tripa), que remite a la aguja. Figuran, además, los que están vinculados con las actividades pecuarias o agrarias, que se relacionan mucho más con los varones, aunque no excluye a las mujeres.

IDENTIDAD ANDINA

¿Cuál es el futuro de los watuchis? La doctora Rosario Panez afirma que los acertijos, al igual que la cultura andina, destacan por su resistencia a través del tiempo. Sin embargo, el doctor Manuel Larrú advierte que a pesar de que las adivinanzas quechuas persisten y tienen vida, eso no significa que su existencia esté garantizada.

"Las culturas nacen, se desarrollan y mueren. Tal como lo dijo T. S. Eliot, ’nosotras las culturas somos mortales’. Los fenómenos de articulación con otras formas influyen muy poderosamente, respecto a la tradición oral. Cuando en una determinada política cultural no se promueve el desarrollo de estos aspectos, obviamente desaparecen".

Ambos consideran que el watuchi permite asegurar la identidad a través de la tradición e incorpora nuevos elementos despertando el afinamiento de la inteligencia. Por eso, plantean la necesidad de promover el diálogo cultural que permita valorar el espíritu libre y creativo de las adivinanzas quechuas, antes de que sea demasiado tarde.

Recuadro: Clases de adivinanzas

Referentes a animales

Altupi cruz, pampapi suytu rumi
Arriba una cruz, en el suelo una piedra ovalada
(Cóndor)

Frazada qipi payacha qispiramun
Llegó una viejita cargada de una frazada
(Oveja)

Referentes a vegetales

Pawarqamun brinkarqamun puka qutucha
Saltó y corrió un pajarito colorado
(Ají)

Qawan achachau ukun añallaw
Por fuera asusta, por dentro es rico
(Tuna)

Referentes a elementos de la naturaleza

Wakna pampapi quinua wakarusqa
En esa pampa está esparcida quinua
(Estrellas)

Allapllata kichayqa, maykamapas risaqmi
Solo abre el camino que a donde sea voy a ir
(Agua)

Referentes a utensilios

Punchau aycha carga, tutan yana sepultura
De día carga carne y de noche ataúd negro
(Ojota)

Tuta chichukun punchau wachakun
De noche se embaraza y de día da a luz
(Cama)

Referentes al sexo y la intimidad

Qawan warmi ukun qari
Por encima mujer, por dentro varón
(Cura)

Ichupa chaupinpi llamapa yupin
En el centro de los ichus hay huella de la llama
(Vagina)

Referentes a lo orgánico y biológico

¿Ima k’urun wiksaykita kachun?
¿Qué gusano te molesta en el estómago?
(El hambre)

Tiyani tiyan, sayani sayan, purini purin
Me siento, se sienta; me paro, se para; camino, camina.
(La sombra)

Referentes a alimentos

Chullalla mankapi iskay clase mikuy timpuchkan
En una sola olla, dos tipos de comidas hierven
(Huevo)

Chankachaykita kichay, walichaykita qimpichakuy mikukurusqayki
Levanta tu falda para comerte
(Humitas)

Fuente: Cultura recreacional andina. (Rosario Panez y Socorro Ochoa) / Lista Interculturalidad






logo FETE-UGT
logo UGT
logo Fondo Europeo para la Integracion
logo
©